Trabajar con objetivos en la empresa

Las ventajas e inconvenientes de trabajar por objetivos

Los continuos debates sobre productividad laboral, las tendencias extranjeras, los nuevos retos empresariales y el auge del trabajo remoto implican hablar de trabajar por objetivos. Por este motivo, hemos querido hacer un análisis de las ventajas e inconvenientes de este modelo de trabajo y poner sobre la mesa algunas de las principales discusiones que existen en España sobre esta cuestión.

Muchas voces se han elevado pidiendo que se imponga en nuestro país el trabajo por objetivos en clara oposición al clásico presentismo laboral o el trabajo según horario fijo.

Lo que está claro es que cuando los empleados trabajan para conseguir uno o varios objetivos establecidos no necesitan cumplir un número de horas en la oficina o seguir un horario rígido, sino que lo más común en este tipo de modelo cada vez más extendido es la flexibilidad e incluso la posibilidad de trabajar desde casa. Esto no implica teletrabajar u operar de forma remota obligatoriamente, sino simplemente disponer de una cierta libertad de elección por parte del trabajador. Este puede optar por la oficina, el hogar o una combinación de ambas, eso sí, siempre bajo su propio criterio y responsabilidad.

Una de las claras consecuencias de esto sería la posibilidad de una mayor y mejor conciliación de trabajo y familia, pudiendo los empleados pasar más tiempo en casa. Además, al no tener que cumplir un número de horas o seguir un horario fijado, el trabajador puede aprovechar los momentos en los que se sienta más centrado o inspirado, impulsando así su productividad y su creatividad.

Entre las ventajas, también hemos de destacar que cuando se trabaja por objetivos el trabajo tiene más sentido para el individuo, es más coherente y resultan más claras las funciones inherentes al puesto.

Cuando se prima la calidad del trabajo y los resultados, está comprobado que las personas se implican y se motivan más, aumentando con creces su nivel de exigencia. ¿Quién no desearía tener en plantilla empleados así?

Algunos inconvenientes podrían ser el aumento de la competitividad entre compañeros o el estrés laboral, aunque con una adecuada gestión por parte de la empresa se evitarían consecuencias negativas. ¿Y qué ocurriría con aquellos que no logren alcanzar los objetivos? ¿Frustración? ¿Apatía? No tiene por qué, ya que para muchos sería el combustible ideal para mejorar su desempeño.

El trabajo por objetivos ayuda a detectar el verdadero talento, aunque es necesario tener un plan para implementar también con los a priori menos competentes, de forma que la brecha entre empleados se reduzca al mínimo.

Algunas de las reticencias de muchos empresarios al modelo por objetivos es la falta de control, ya que consideran que al no ver a los trabajadores no pueden asegurarse de que estén produciendo al máximo. Por otro lado, implicaría destinar recursos a la medición y evaluación del rendimiento y la consecución de resultados. Si se establecen objetivos a alcanzar, es preciso estudiar después si efectivamente esas metas se han logrado.

Para terminar, no podemos olvidar otra ventaja, la eliminación del choque cultural. Si una empresa multinacional decide enviar al extranjero a algún empleado español, sería bueno que estuviera acostumbrado a operar por objetivos, ya que en la mayoría de países se trabaja ya de esta manera, especialmente en los mercados líderes.

Y tú, ¿qué opinas? ¿Qué modelo te parece más acertado? ¿Crees que es posible que el trabajo por objetivos se termine imponiendo en España?

Infografía sobre ventajas y desventajas de trabajar por objetivos

Las ventajas y desventajas de trabajar por objetivos


Yepali

Plataforma colaborativa de gestión de proyectos empresariales

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *