Acuerdo entre inversor y emprendedor

Los términos más usados cuando se habla de start ups

Leemos titulares e informaciones continuamente sobre las nuevas e innovadoras empresas de base tecnológica que surgen en el mercado, las start ups. No obstante, muchas veces los artículos sobre estas van acompañados de términos, casi siempre anglicismos, que pueden suscitar confusión.

Por este motivo, esta semana hemos querido elaborar un glosario de términos relacionados con emprendimiento y start ups que pueden ayudarte a conocer aún más este ecosistema o despejar dudas.

Dos términos que muchas veces se confunden son los de incubadoras y aceleradoras. Ambas son empresas que ayudan a las start ups o a los jóvenes emprendedores con sus innovadoras ideas, que aportan asesoría e infraestructura, pero tienen algunas sutiles diferencias.

Las incubadoras son centros para el desarrollo de iniciativas de base digital, empresas que ayudan a crear proyectos y negocios cuando sus emprendedores sólo tienen la idea pero no han dado aún ningún paso para materializar su idea empresarial.

Por otro lado, las aceleradoras lo que hacen es impulsar proyectos que ya han iniciado su andadura. Ofrecen a los emprendedores recursos, conocimiento y apoyo a través de mentores que les ponen también en contacto con posibles inversores. Se trata de acelerar negocios de start ups en un marco de tiempo que suele oscilar de los 3 a los 12 meses.

En el terreno de la inversión, también hay conceptos que destacar y definir para los neófitos. Por un lado, están los llamados business angels, aquellos inversores (personas físicas o jurídicas) que se dedican a apostar por los proyectos innovadores de las start ups. Aparte de dinero, pueden aportar su experiencia en el sector financiero y empresarial y sus contactos.

También están las entidades de capital riesgo o venture capital, que se dedican a aportar financiación a empresas que tienen un gran potencial de crecimiento pero también altos niveles de riesgo a cambio de un porcentaje de la empresa.

La modalidad del llamado bootstrapping es cuando los emprendedores inician un proyecto con sus propios recursos financieros con el objetivo de conseguir después inversión externa.

Otros términos muy usados son el denominado pitch, el discurso enfocado a vender una idea de negocio a los posibles inversores. En todos los eventos de start ups, estas tienen ocasión de presentar sus proyectos de forma pública y en un corto periodo de tiempo. Suelen ser discursos rápidos y atractivos dirigidos a persuadir a quienes pueden inyectar dinero. Los hay de diversos tipos. Es célebre el denominado ‘elevator pitch’, que busca convencer al inversor en lo que dura un viaje en ascensor.

Cuando se habla de emprendimiento y start ups también se menciona mucho el método Lean Start Up, acuñado por el famoso emprendedor de Silicon Valley Eric Ries. Su objetivo es tener muy en cuenta al usuario o cliente a la hora de desarrollar cualquier producto para lograr una mayor eficiencia y evitar posibles fracasos iniciales.

El último término que completa este glosario básico es pivotar, un concepto hasta ahora más propio del universo deportivo pero que en el contexto empresarial equivale a realizar cambios en la estrategia de negocio según la demanda de los usuarios o los movimientos que puedan tener lugar en el mercado o sector. En realidad es una capacidad y una virtud para cualquier empresa el saber escuchar a sus clientes, innovar o cambiar cuando sea preciso para cubrir las necesidades de estos.

Infografía con términos más usados al hablar de startups

Glosario relacionado con el mundo de las start ups


Yepali

Plataforma colaborativa de gestión de proyectos empresariales

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *