Smartworking: una nueva tendencia en el lugar de trabajo

Smartworking: una nueva tendencia en el lugar de trabajo

Es una de las últimas tendencia en el ámbito laboral aunque el 47,1% de los españoles no han oído hablar nunca de ella, según el Informe Global de Adecco 2015. Se trata del smartworking, una nueva alternativa al trabajo tradicional que consiste en poner a disposición de los trabajadores todas las herramientas que le permitan ser más productivo, creativo y eficaz.

En España sigue siendo una realidad desconocida. Sigue estando arraigado el pensamiento de que la cantidad es más importante que la calidad. Esto es, hacer más horas está mejor visto aunque sean menos productivas. Y eso es sinónimo de una pérdida de eficiencia.

De ahí surge el smartworking, como una forma de recuperar un horario más flexible y diseñar un nuevo escenario de trabajo donde las nuevas tecnologías permitan aumentar la eficiencia del trabajo y aporte una mayor rentabilidad a la empresa.  

El smartworking puede ser similar al teletrabajo en algunos aspectos, ya que también aporta flexibilidad horaria. Pero no son lo mismo. Se trata de avanzar un paso más en el teletrabajo, ya que el smartworking puede practicarse desde cualquier espacio en el que haya conexión a Internet: desde un espacio de coworking a casa, pasando por la cafetería de abajo.

Lo que diferencia al smartworking de la forma de trabajo tradicional son el papel que desempeñan las nuevas tecnologías y el proceso de trabajo. El smartworking se orienta hacia la consecución de resultados, en lugar de centrarse en el modo de trabajo y se preocupa por la felicidad de los trabajadores para que puedan encontrar un cierto equilibrio en su vida profesional y personal. Esta es quizá una de las mayores dificultades que plantea el smartworking, ya que se necesita voluntad de cambio por parte del equipo directivo.

Además, la innovación no suele ser compatible con el hermetismo de algunas empresas. Las empresas pequeñas y medianas pueden sumarse a esta nueva tendencia y puede traer múltiples beneficios, ya que puede ser una herramienta útil para planificar estrategias, gestionar proyectos y comunicarse con los miembros del equipo (videoconferencias o grupos de whatsapp). Poner en práctica el smartworking también promueve un ambiente de colaboración que se traduce en mejores resultados.

Y la colaboración, cuando se pone en práctica el smartworking, solo es posible gracias a la nube.

La nube garantiza flexibilidad a la hora de gestionar proyectos ya que el acceso a los documentos de trabajo es mucho más sencillo y cómo. El trabajo desde cualquier lugar y desde cualquier dispositivo ya es posible. Y solo gracias a esta posibilidad que brindan las nuevas tecnologías existe el smartworking.

Pero no todo es positivo en el smartworking. De hecho, alrededor del 20% de los trabajadores españoles rechazarían este modo de trabajo a pesar de la mayor flexibilidad que ofrece. Creen que el smartworking provocaría más distracciones y, además, al poder trabajar desde cualquier sitio, el aislamiento de los compañeros sería una realidad. Además, no existe legislación para adaptar el smartworking al lugar de trabajo. Por esa razón, antes de lanzarse al smartworking es conveniente que haya una filosofía de empresa y una planificación conveniente para poder sumarse a esta tendencia. Sin incurrir en errores graves, claro.

Fuentes:

Imágenes extraídas de: freepick.com

Informe Global Adecco 2015: Búsqueda de empleo y reputación digital en la era 3.0


Yepali

Plataforma colaborativa de gestión de proyectos empresariales

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *