Sí, trabajamos en equipo y aun así nos queremos. ¡Así lo hacemos!

Sí, trabajamos en equipo y aun así nos queremos. ¡Así lo hacemos!

El trabajo en equipo es definido como la unión de dos o más personas organizadas de una manera determinada, que cooperan para lograr un objetivo común como es la ejecución de un proyecto. Sin embargo, el trabajo en equipo conlleva una serie de rasgos más, como es la toma de decisiones en grupo, el sostenimiento de reuniones productivas, el fomento de la creatividad y la innovación dentro de sus integrantes, así como el fomento de la escucha.

Pero, ¿cómo lograr que los miembros de una empresa u organización trabajen en equipo de manera eficaz? A lo largo de los últimos años los expertos en grupos han abordado estos aspectos. Los mismos son diversos y requieren el esfuerzo de todos, pero una vez que llevan a cabo, los beneficios para la organización de la que forman parte son numerosos y cualitativos.

En primer lugar, se ha de trabajar para construir confianza entre los miembros de la empresa. Este elemento es determinante para trabajar bien en equipo. Así, se debe impulsar un ambiente en el que todos los integrantes sepan de las habilidades de los demás, comprendan sus roles y sepan cómo pueden ayudarse mutuamente.

Esto fomentará el sentido de pertenencia de los miembros de la organización. De hecho, el factor más poderoso en la creación de equipos es el desarrollo de una identidad común. En este sentido, es fundamental identificar a los propios equipos, fijar valores y hacer que cada uno de sus miembros sea consciente de su impacto en el grupo.

De igual modo, es fundamental establecer objetivos comunes. Ello responde a que para que los empleados trabajen en equipo han de perseguir idénticas metas. Para eso, es fundamental comunicarles la misión de igual forma y definir cómo cada trabajador y sección puede contribuir a cumplir tales propósitos.

Dentro de este propósito, es capital involucrar a los trabajadores en la toma de decisiones. De hecho, no hay nada que afecte más a un trabajo en equipo que el hecho de que las decisiones sean tomados autocráticamente. Para evitar, nada mejor que impulsar la generación de ideas y la motivación de los empleados a través de la difusión de su opinión.

En paralelo, es importante que desde la gestión de la empresa se promueva el entendimiento entre las partes. En esta línea, suele ser fácil subestimar el trabajo de los demás cuando se desconoce. Por eso, conviene crear empatía entre los miembros de la organización y realizar ejercicios de rotación entre las diferentes áreas que la componen. De este modo, cada miembro sabe de la noción del otro y cómo contribuir a mejorarlo.

Asimismo, muchos expertos subrayan que el trabajo en equipo es el resultado de la motivación de la responsabilidad de los trabajadores. En este sentido, cuando una persona es parte de un equipo sabe que los logros y fracasos son responsabilidad del equipo y de sus miembros en particular. De ahí que sea conveniente fomentar la tendencia a compartir los problemas y los logros de los miembros de la empresa.

Por último, también es conveniente impulsar la comunicación dentro de los miembros del equipo. De hecho, la única manera de que todos los trabajadores realicen sus actividades de manera orquestada es a través del desarrollo de canales de comunicación adecuados. Así, la escucha se fomenta y se retroalimenta, de modo que se compartan las opiniones y se creen estrategias en conjunto.


Yepali

Plataforma colaborativa de gestión de proyectos empresariales

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *