Portátil repleto de emails

Razones para jubilar el correo electrónico en el trabajo

Sin duda el email fue la gran herramienta que en los años 90 revolucionó las comunicaciones laborales y corporativas. Desde entonces, los equipos de trabajo y departamentos han seguido apoyándose en ella para guiar sus intercambios de información diaria, gestionar sus proyectos y coordinar las tareas.

Sin embargo, desde hace tiempo ya existen otras herramientas online mucho más novedosas y con gran potencial a la hora de trabajar en equipo: chats de mensajería instantánea, redes sociales corporativas, herramientas de colaboración online…

Entonces, ¿por qué gran parte de las empresas todavía se apoyan tanto en el email a la hora de trabajar?

Esta semana te damos algunas razones por las que deberías sustituir el email corporativo por otra de estas opciones mucho más acordes con los nuevos tiempos, dinámicas empresariales y culturas colaborativas.

El email te resta productividad

Seguro que te pasa a diario. Intentas concentrarte en una tarea y los avisos de tu bandeja de entrada interrumpen tu concentración continuamente, por lo que tu rendimiento se ve seriamente afectado. Según un estudio de McKinsey, dedicamos casi un 30% de nuestra jornada laboral a usar y organizar el email. ¿Te parece lógico? Además, muchos trabajadores no pueden dejar de consultar su correo incluso cuando ya están en casa.

Te provoca estrés

Comprobar el correo cada dos por tres, parar tus gestiones y tareas para atender nuevos mensajes o frustrarte tras la vuelta de unos días libres porque tienes el inbox saturado otra vez, provoca un estrés que sin duda merma tu capacidad productiva y afecta a tu bienestar. Es más, el email provoca un sentido de urgencia que lleva a priorizar su respuesta por encima de otras labores muchas veces sin necesidad o justificación.

No es un gestor de tareas y proyectos

Muchas veces las empresas usan el email para gestionar y organizar proyectos en equipo, asignar tareas y coordinar labores, pero no hay que olvidar que el correo corporativo es una herramienta más de comunicación pero no la mejor opción en este caso. Si no se tiene eficientemente catalogado y organizado, es fácil confundir lo importante con lo superfluo, perder información o pasar horas intentando localizar un mensaje concreto en una larga cadena.

Al usar una herramienta de colaboración online o una red social corporativa se dispone de un único entorno virtual donde todo está centralizado: mensajes, ficheros, tareas, documentos, solicitudes, agendas, incidencias… Mucho más eficiente, ágil y productivo, ¿no crees?

Infografía sobre las razones para dejar de usar el correo electrónico

Por qué abandonar el email corporativo

¿Todavía te apoyas mucho en el email en tu trabajo? ¿Disponéis de alguna herramienta online más novedosa para trabajar? ¿Qué opinas del correo corporativo y su relación con la productividad laboral? Déjanos un comentario sobre esta cuestión.


Yepali

Plataforma colaborativa de gestión de proyectos empresariales

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *