Comunidad social de trabajadores o ejecutivos de una empresa

¿Qué es el social business?

Todavía se tiene la falsa creencia de que una empresa social es aquella que se vale de las redes sociales para comunicarse con sus clientes. Sin embargo, se trata de algo mucho más amplio y ambicioso, ya que el social business implica una transformación total de las empresas y un claro cambio de mentalidad. Una fusión de tecnología, cultura y valores.

Desde el portal Smart Planet de IBM ofrecen una buena definición del concepto: “es una empresa que adopta y cultiva un espíritu de colaboración y comunidad en toda su organización, tanto interna como externamente”.

La multinacional ofrece, no obstante, explicaciones más amplias, como la recogida en el número de Marzo de 2013 de la revista Innovation Edge del Centro de Innovación de BBVA, dedicado al Social Business:

Desde IBM “definimos social business como la inclusión de las herramientas sociales, los medios y sus prácticas en las actividades cotidianas de la organización. El social business permite a los individuos conectarse y compartir información y opiniones de una manera más efectiva, tanto con gente de dentro como de fuera de la organización. Las herramientas de social business permiten la participación en debates amplios con empleados, clientes, socios y otras partes interesadas y compartir recursos, capacidades y conocimientos para obtener mejores resultados empresariales”.

Se promueven así relaciones mucho más estrechas, directas, abiertas y colaborativas entre las personas, poniendo fin a las tradicionales jerarquías o a las barreras entre departamentos.

Según la empresa de investigación de mercados Forrester, el software de social business se convertirá en un negocio de 6.400 millones de dólares el próximo 2016, frente a los 600 millones en los que se cifraba en 2010.

En el análisis de BBVA equiparan este auge de lo social en las compañías con otras grandes tendencias digitales como el cloud computing, el big data y la movilidad. Las empresas que sepan combinar y hacer un buen uso de estas herramientas serán sin duda las más competitivas y rentables del mercado.

En cuanto a los usos del social business, destacan tres: acelerar la innovación, a través de comunidades internas y la escucha activa de los consumidores; crear experiencias valiosas para el cliente y, por último, impulsar la productividad y eficacia laboral.

En España, desgraciadamente, esto se encuentra en estado embrionario, según las conclusiones del I Estudio de Social Business, realizado por la Agencia de comunicación Best Relations y el Grupo de Investigación de la Universidad Complutense FONTA (Formación en Nuevas Tecnologías del Audiovisual).

Este exhaustivo trabajo investigador buscaba medir el grado de implantación de las herramientas digitales en la vida de las organizaciones, tanto interna como externamente. Así, se establecía que a día de hoy, las empresas españolas usan las redes sociales fundamentalmente para comunicarse con los consumidores y difundir información corporativa, más que para la comunicación interna. Además, el estudio dejaba patente la desconfianza de muchos directivos sobre la rentabilidad de estas herramientas digitales, de ahí que todavía la inversión en ellas sea baja.

En el portal de IBM, sin embargo, se exponen casos de éxito de grandes compañías, que pueden servir de inspiración, aunque el convertirse en empresa social no está al alcance solo de marcas internacionales. También las pymes o microempresas pueden aplicar sus valores y tecnologías para lograr nuevas oportunidades de negocio o potenciar su cultura empresarial.

 

Infografía sobre el social business

Las claves del social business


Yepali

Plataforma colaborativa de gestión de proyectos empresariales

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *