Trabajador con muchas cosas que hacer

Los perjuicios de la multitarea

Seguro que también eres una de sus víctimas. Se te amontona el trabajo y las interrupciones a tu alrededor son constantes. Al final, saltas de una tarea a otra como si fueras una abeja polinizando flores. Ahora un poco de esto, lo dejo a medias y avanzo este otro proyecto un poquito más, contesto un email… ¿Te suena?

En realidad lo que sufres es algo muy común, pero seguro que está acabando con tu energía, tu eficiencia y tu salud mental.

La multitarea en el trabajo es realmente dañina para nuestra productividad aunque, como asegura la investigadora de la Universidad de Ohio Zheng Wang, puede darnos la sensación de estar más satisfechos con nuestro desempeño. “Pensamos que somos más eficientes haciendo muchas cosas a la vez”, explica el neurólogo argentino Facundo Manes, “pero en realidad la multitarea baja nuestro rendimiento cognitivo”.

Los expertos en productividad españoles Berto Pena y David Torné también han abordado esta cuestión en la blogosfera. “La multitarea divide tu atención, debilita tu talento y desgasta tu intensidad. Te empuja a la ansiedad y el estrés y termina por contagiarte precipitación”, asegura Pena en una de las píldoras productivas que publica en su blog Think Wasabi.

Torné es más tajante al respecto: “la multitarea te está matando”, titulaba un artículo para su blog sobre productividad en Men´s Health el pasado febrero. Según él, provoca una “atención parcial continua” que es inconsciente para el individuo y realmente difícil de atajar si no es con un gran esfuerzo consciente.

Terminar un informe atendiendo constantemente al email, o analizar unos datos que te acaban de mandar cuando aún tienes abierto el procesador de texto, queda claro que es un gran error para nuestro rendimiento profesional y laboral. Ahora bien, ¿se puede realmente hacer algo al respecto? En muchas oficinas, las distracciones externas son constantes, por lo que, aunque uno logre concentrarse en una única tarea cada vez, ¿podrá aislarse lo suficiente de lo que ocurre a su alrededor?

David Torné aporta su propio consejo para no perder el foco. Consiste en anotar todos los detalles de cada nueva tarea cada vez que esta surja, pero posponerla hasta que se haya terminado aquello con lo que se está.

El cofundador de la start up Buffer, Leo Wildrich, también da sus propias recomendaciones en un artículo publicado en Lifehacker. En primer lugar, él nunca tiene más de una pestaña del navegador abierta cuando está concentrado en una tarea. Por otro lado, planificar cada tarde lo que tiene que hacer al día siguiente y contárselo a un colega, le ayuda a andar parte del camino. Y por último, también le funciona cambiar de lugar de trabajo por lo menos una vez al día. Esta puede ser una medida algo controvertida, ya que a mucha gente le resulta contraproducente, así que lo ideal es que cada uno de con su propia receta anti ‘multitasking’.

Y para terminar, ¿qué ocurre realmente en el cerebro cuando se combinan tareas? Según el investigador y científico de Standford Clifford Naas en realidad no existe tal multitarea, ya que el cerebro no se concentra en varias actividades a la vez. Más bien, crea áreas diferenciadas para cada una de ellas y va saltando con rapidez de una a otra. Eso sí, cuando se focaliza en una cosa, desatiende la otra durante algunos segundos.

Esto sin embargo no pasa cuando se escucha música mientras se trabaja ya que, según Naas, existe una parte diferenciada en el cerebro para la música, por lo que esta no tiene por qué afectar al rendimiento ni interferir en la realización de las tareas.

Los perjuicios de la multitarea en forma de infografía

Los problemas que ocasiona la multitarea a la productividad


Yepali

Plataforma colaborativa de gestión de proyectos empresariales

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *