El problema de las largas jornadas laborales

La lacra de las jornadas interminables

Muchos se preguntarán, si cuando llega el verano muchas empresas instauran la jornada continua, ¿por qué el resto del año se extienden los horarios laborales hasta tal punto que resulta casi imposible conciliar vida familiar y trabajo? Si durante julio y agosto las oficinas rinden y las empresas salen adelante con jornadas de mañana, ¿por qué tanto rechazo a cambiar los horarios de trabajo y asemejarlos al resto de Europa?

Hay que decir que en la mayoría de países del viejo continente sólo se dispone de una hora máximo para comer y los trabajadores dicen adiós a las cinco de la tarde. Sin embargo, en España dedicamos mucho más tiempo de nuestra vida a trabajar, eso sí, sin redundar en un aumento claro de la productividad laboral. Es más, según el FMI nuestro país destaca más bien por lo contrario. Dos horas de media salen más tarde de la oficina los españoles, según un estudio de la Comisión Nacional de Horarios.

En general, para todos los países de la OCDE, en torno al 12% de los empleados hombres y un 5% de las mujeres trabaja más de 50 horas semanales, aunque hay países como Turquía, donde la realidad es peor que la española, liderando el ranking de jornadas maratonianas. Este país del este europeo tiene la mayor proporción de trabajadores que pasan más de 50 horas a la semana en su puesto, con un 43%, mientras que en el polo contrario destacaría Holanda, con menos de un 1%.

Muchos expertos aseguran que el origen de esta cultura laboral basada en los horarios extensos y el presentismo se remontaría a la Posguerra, cuando muchos españoles se vieron abocados a compaginar trabajos de mañana y tarde para subsistir o sacar adelante a sus familias, dando lugar a una realidad que, pese al creciente debate social, cuesta mucho cambiar. Además del clima y las horas de luz, las comidas de trabajo que se alargan o las reuniones tardías nunca han ayudado demasiado. Y todavía muchos jefes valoran más la presencia de sus empleados en el centro de trabajo que la consecución de objetivos. 

Eso sí, siempre hay excepciones y cada vez más. Tenemos ejemplos de compañías que han apostado por los modelos de jornada continua con resultados muy positivos. Ahí están los casos de Damm o Iberdrola, que desde que impusieran jornadas de ocho a tres han protagonizado multitud de artículos sobre productividad laboral, racionalización de horarios y una nueva cultura empresarial, recogiendo elogios de trabajadores y directivos.

Si bien es cierto que no todas las empresas pueden prescindir de trabajar por la tarde, ¿y si empezáramos por acortar los descansos para almorzar y tratar de no prolongar las jornadas hasta las siete o las ocho? Eso ya sería un cambio sustancial. Empezar por no programar reuniones pasadas las cuatro o fomentar la realización de tareas más tediosas a primera hora de la mañana podría ser un paso fundamental en el camino del cambio, así como establecer un nuevo estilo de liderazgo que promueva el trabajo por objetivos claros y medibles y la retribución de los logros obtenidos.

Demasiadas horas en la oficina, además de aumentar los costes en suministros, no resulta saludable para los empleados, al mismo tiempo que supone una merma a su creatividad y rendimiento. Las condiciones de trabajo son determinantes para la salud y son muchos los estudios que alertan hoy en día de los riesgos cardiovasculares que acarrea el exceso de horas de trabajo, sin hablar de los estragos del estrés. Por otro lado, la satisfacción laboral es determinante en el éxito de una empresa. Si tu empresa promueve la flexibilidad, la conciliación y horarios más racionales, es lógico que generes un compromiso y una lealtad hacia la compañía y los proyectos que esta lleva a cabo.

Entonces, ¿qué necesitamos para que se propague este cambio de mentalidad?

Infografía sobre las largas jornadas de trabajo en España

Jornadas largas de trabajo en España


Yepali

Plataforma colaborativa de gestión de proyectos empresariales

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *