Dispositivos móviles para la empresa

La fractura digital de la pequeña empresa

Son muchos los expertos que hablan de una brecha digital en el ecosistema empresarial español. Cuanto más pequeño el negocio, más problemas para seguir siendo competitivo mediante la innovación digital. Las diferencias a la hora de introducir las nuevas tecnologías de la información son notorias cuando se pone la lupa en las compañías grandes y en las microempresas, por cierto, estas últimas las que más abundan en España.

Eso sí, las fuentes no se ponen de acuerdo en el porcentaje de empresas de menos de diez trabajadores que existen en el país, aun así, son más del 90 %. Si nos quedamos con los datos del último Informe ePyme 2014, elaborado por el Ministerio de Industria y Fundetec (Fundación para el Desarrollo Infotecnológico de Empresas y Sociedad), sería del 95,8% la tasa de microempresas con respecto al total de compañías españolas.

Son estas las más desfasadas, las que con suerte usan ordenadores, móviles y conexión a Internet, pero que cuando se les pregunta por softwares empresariales, herramientas cloud o redes sociales para uso interno, ponen cara de póker. Pero aquí reside el gran reto: lograr que estos negocios innoven y apliquen los medios o dispositivos que ya usan en su vida privada.

No obstante, los datos del INE que recoge el último Informe ePyme confirman ya que esta fractura digital empieza a soldarse. Pero vayamos por partes:

La tecnología básica

La penetración de los ordenadores en las microempresas españolas sigue creciendo (un 0,6% entre 2013 y 2014), llegando a alcanzar un 72,3% el año pasado. Hay sectores que elevan esta cifra, como el de las telecomunicaciones, los servicios audiovisuales, el de la ciencia y la tecnología, el hotelero y el de las agencias de viajes. Pero no se puede obviar que los hay mucho más desapegados con la informática actual: el de la construcción, el comercio minorista, el del transporte o el almacenamiento.

En cuanto al teléfono móvil, ya se usa en el 76,5% de estas pequeñísimas empresas, con un crecimiento de casi dos puntos porcentuales en el último ejercicio. El acceso a Internet se tiene en un 67,7% de los casos, con un crecimiento porcentual similar al anterior. Eso sí, la banda ancha fija todavía tiene una mayor penetración que la móvil, aunque esta crece con fuerza.

Página web y redes sociales

Aquí la fractura se hace más ostensible. Si un 75,8% de las pymes y grandes empresas ya dispone de web corporativa, sólo un 28,7% de las microempresas se ha dado cuenta de lo importante que es disponer de una carta de presentación online. Es más, entre 2013 y 2014 cayó la penetración de los sites corporativos en la pequeñísima empresa.

Como decíamos antes, los hoteles, campings y agencias de viajes con menos de diez empleados en general sí que suelen disponer de esta herramienta digital básica para promocionar sus negocios.

Pese a lo popular de las redes sociales en nuestro ámbito personal, ni siquiera un 40% de las empresas españolas hacen uso de ellas como canal corporativo o de atención al cliente. Únicamente un 36,9% de las pymes y grandes empresas usa medios sociales y sólo un 31,8% de las pequeñas. El peor escenario lo representa el sector inmobiliario.

¿Pagar por herramientas cloud?

Según los datos de ePyme, en 2014 un 15% de las pymes y grandes compañías compró algún software basado en la nube y sólo un 8,1% de las microempresas. No obstante, el informe sólo hace alusión a las herramientas de pago, no a las gratuitas, que son muchas las que existen a disposición de los negocios.

Aun así, parece ser que la movilidad empresarial y la necesidad de proporcionar a los empleados dispositivos móviles para trabajar se está abriendo paso poco a poco en España. El 54,6% de las pymes y grandes empresas ya los han integrado, con un crecimiento de más de 3 puntos porcentuales en el último ejercicio; y el 18,2% de las microempresas también (con un incremento de 2,7 puntos porcentuales). Eso sí, quien menos los utiliza es el comercio minorista.

Todos estos datos denotan que el tejido empresarial nacional todavía está algo inmaduro en lo que a formación TIC se refiere. La mayoría de las empresas consultadas considera que la aplicación de todas estas nuevas tecnologías no es tan necesaria para sus negocios. Otras confiesan su desconocimiento, mientras que un buen porcentaje denota incertidumbre sobre la seguridad de los datos que se manejan.

Acabar con los prejuicios y la desinformación pasa por un mayor apoyo a la formación en materia TIC y el aliento a la inversión en innovación y desarrollo, la única vía para disparar la competitividad de esta amplia mayoría de las empresas españolas.

Infografía explicativa con datos que demuestran la brecha digital que sufren las microempresas españolas

Infografía con datos sobre la fractura digital de la microempresa en España


Yepali

Plataforma colaborativa de gestión de proyectos empresariales

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *