Ideas originales sobre productividad

Ideas locas ( y algo radicales) para mejorar tu productividad en la oficina

Si cada día de camino al trabajo repasas todas las cosas que tienes por hacer con la duda de si serás capaz de llevarlas a término, si cada jornada apagas el ordenador con la comezón de que no realizaste las tareas que te habías propuesto, no sufras. No eres el único que se siente así, es una sensación generalizada. Además, en la mayoría de los casos, no es culpa del trabajador realmente, sino de la peculiar cultura laboral y empresarial en la que vivimos inmersos, que hace aguas por muchos sitios y que en lugar de fomentar el rendimiento de los empleados y la productividad real, se satisface con sensaciones engañosas de trabajo bien hecho a través de protocolos diarios y rutinas que no resultan del todo efectivas.

Además, la mayoría de las oficinas están plagadas de interrupciones constantes y para nada voluntarias, por mucho que algunos jefes digan lo contrario, que hacen muy difícil acometer todas las tareas diarias con eficiencia y por qué no, dignidad.

Por este motivo, este post se centra en ideas locas, propuestas originales, algunas propias y otras prestadas, que sin duda te ayudarán a rendir más cada jornada laboral. Eso sí, tendrás que despojarte de algunas reticencias o pudores iniciales y a veces buscar el apoyo y la complicidad de tus compañeros o jefes para lograrlo.

‘No talk Thursdays’

Ya lo decía el CEO de Basecamp, Jason Fried, en su charla TED ‘¿Por qué el trabajo no ocurre en el trabajo?’, que la mayoría de las distracciones sufridas en las oficinas, no son voluntarias, más bien todo lo contrario. Que si el jefe viene a verte a tu mesa, que si te llaman por teléfono, una reunión por aquí, que si te entran nuevos emails cada dos por tres, un compañero que te cuenta alguna cosa… En este escenario tan universal, Fried hace una curiosa propuesta: ‘igual que existen los casual Fridays, ¿por qué no crear los no talk Thursdays?’ Un día a la semana, al mes, o la mitad de una jornada, donde nadie pueda hablar con nadie y todo se reduzca a hacer lo que hay que hacer. ¿Te lo imaginas?

El teléfono, en huelga

Una de las distracciones diarias más disruptivas para los trabajadores son las llamadas de teléfono. Algunas son realmente importantes, otras podrían ser sustituídas por un sencillo y corto email, o realizarse justo a la vuelta de comer o a última o primera hora, y no en medio de la jornada de trabajo. Con lo que cuesta concentrarse hoy en día, como para que cuando alcances este estado, venga alguien, aunque sea el jefe, a traerte a rastras a la realidad para una cuestión de lo más insustancial, una solución no tan urgente o un comentario nimio. ¿Tan difícil sería descolgar el teléfono durante una hora? Libérate de culpa y hazlo cuando realmente tengas que terminar alguna cosa de verdad importante y que requiera toda tu concentración. No lo lamentarás. Si alguien te descubre, siempre puedes hacerte el sueco y decir: ‘Vaya, si tenía mal colgado el teléfono…uppss’.

Vence al tentador inbox

En general, la mayoría de los trabajadores coinciden en que sus horas más productivas o creativas, cuando el cerebro está lo más fresco posible es una vez que llegas a tu puesto en la oficina con la cafeína ya haciendo su efecto. Son horas brillantes y productivas que es preciso exprimir al máximo. Eso sí, puedes cargarte este estado si lo primero que haces es enredarte leyendo, repasando y borrando emails de tu inbox. Es una tentación no hacerlo, ya que es el primer programa que se suele abrir nada más encender el ordenador, a veces es incluso involuntario pero, ¿por qué no probar a empezar alguna tarea importante nada más llegar a la oficina sin pasar largos minutos con el correo? Te llevarás una grata sorpresa. Sólo se trata de posponer un hábito para rendir más y mejor cuando se tiene más energía.

10 minutitos de procastinación cada hora

Los descansos son buenos, realmente ayudan a refrescar la mente después de un gran esfuerzo intelectual o físico. Resulta muy efectivo premiarse con diez minutos de procastinación online, por ejemplo, una vez que se ha exprimido una hora de trabajo al máximo. También se puede ir a tomar algo, a dar un paseo por la oficina o al aseo, pero si te gusta recrearte en tus aficiones vía online, no pasa nada por consultar ese blog que tanto te gusta, leer los titulares del día o echar un ojo a tus redes sociales. De todas formas, si no quieres desconectar del todo del ‘modo oficina’, Infojobs lanzó la web Workfeed, pensada para la procastinación de los trabajadores de todo el mundo. Es una web divertida, tipo Buzzfeed, donde cada hilarante post, lista, vídeo o gif está relacionado con el mundo laboral o empresarial. Publicaciones como ‘5 trabajos en los que se vive mejor que un funcionario’  o ‘Tipos de jefes que tienes que evitar si puedes’ te sacarán más de una carcajada antes de volver a concentrarte en tus tareas. Además, esta página se bloquea una vez que has pasado diez minutos enteros navegando por ella, lanzándote animosos mensajes para que vuelvas a concentrarte en tu trabajo.

¿Tienes una reunión? Ve a dar un paseo

Este es el título de la Ted talk de Nilofer Merchant, profesional de Silicon Valley, que tuvo una epifanía el día que celebró una reunión junto a su jefe mientras paseaban a su perro. Según ella, las reuniones al aire libre ayudan a refrescar la mente y fomentan la creatividad, al mismo tiempo que, si estás dando un paseo, se hace ejercicio físico y se combate el sedentarismo que tanto afecta al oficinista. Ahora que las temperaturas son más agradables, estaría bien probar. Eso sí, es un cambio revolucionario.

Desaparece misteriosamente

Si trabajar y ser productivo desde tu puesto en la oficina es una tarea hercúlea. Si tienes una tarea importante que finiquitar y no consigues concentrarte en tu mesa, prueba a escabullirte durante algún tiempo a un lugar mucho más tranquilo dentro de tu centro de trabajo, sin decirle nada a nadie. Regresa cuando hayas terminado como si no hubiera pasado nada. Cuando vuelvas a tu sitio, si alguien te pregunta, siempre puedes decir que fuiste al baño.

Cartel sobre ideas para rendir más

Barco que sirve de alegoría sobre enderezar tu trabajo diario


Yepali

Plataforma colaborativa de gestión de proyectos empresariales

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *