Imagen del exitoso emprendedor español

El emprendedor español, cada vez más joven

Cuando pensamos en las personas que se lanzan a montar nuevos negocios o fundan modernas start ups (pequeñas empresas innovadoras del sector tecnológico y digital), ¿cómo imaginamos a estos emprendedores?

Normalmente nos vienen a la cabeza esas imágenes que estamos tan acostumbrados a ver en cine o televisión: veinteañeros o treinteañeros, algo tímidos y excéntricos, que gracias a sus brillantes ideas se convierten en jóvenes millonarios. Pero es un cliché. Sólo un pequeño porcentaje de las empresas de este tipo que se lanzan, se convierten en verdaderos éxitos, escalando vertiginosamente su tamaño y volumen de negocio e internacionalizándose hasta trasladar su sede a California, epicentro mundial de las nuevas tecnologías vinculadas a Internet.

Spain Startup, entidad que organiza The South Summit, la mayor competición internacional de nuevas empresas que se celebra en España, elabora cada año un Mapa del Emprendimiento que arroja mucha luz sobre el fenómeno a través de datos muy interesantes. Además, se encarga de retratar al emprendedor español, que en algunos casos difiere o presentan rasgos propios, a diferencia de sus homólogos en el resto de Europa o Latinoamérica.

Recientemente hecho público, el Mapa del Emprendimiento de 2015 se ha realizado a partir de una muestra de 1.800 start ups registradas para la convención del próximo mes de octubre.

¿Cómo son los emprendedores en España?

Lo más destacado del último estudio es que el emprendedor español se rejuvenece. Si el año pasado la mayoría de estos empresarios era algo más mayor que en el resto de Europa o en América Latina (un 44% tenía entre 35 y 44 años), los datos de 2015 confirman que ahora el 52% tiene menos de 35 años (un 44% entre 25 y 34 y un 8% entre 18 y 24 años).

En general, el retrato del impulsor de start ups es este: hombre, universitario y trabajador antes por cuenta ajena. Es más, la brecha de género se agranda este año en España. Si en 2014 había un 19% de emprendedoras, este año el porcentaje baja al 17%. Pero este es un problema global, ya que en general más del 80% de los creadores de start ups son hombres.

El estudio también avala que el grueso de empresarios se lanza a montar start ups por espíritu y oportunidad, más que por necesidad. Sólo un 1% reconoce haber estado antes en el paro, pero más de la mitad sí trabajó antes por cuenta ajena.

Emprender siendo joven es una tendencia que se asienta en nuestro país y el ecosistema se consolida. El año pasado un 63% afirmaba que la suya era la primera start up que montaba, y sólo un 37% ya lo había hecho antes. Sorprendentemente, este 2015 ambos porcentajes se acercan. Un 49% ha asegurado ser un primerizo y un 51% ya haber emprendido con anterioridad. Incluso de los veteranos, un 6% ha declarado haber fundado ya más de cinco start ups.

El emprendedor es un auténtico urbanita. La mayor parte de los españoles salen de Madrid (44%), seguidos de Cataluña (19%), Comunidad Valenciana (9%) y Andalucía (8%).

Sin miedo al fracaso

La mayor parte de los proyectos suelen tener una vida de entre 1 y 3 años y alrededor de un 30% duran incluso menos de un ejercicio. Sin embargo, en el mundo de las start ups, que tu empresa fracase es algo normal y son innumerables los casos de jóvenes en Silicon Valley que antes de triunfar con un negocio digital o tecnológico lo han intentado con otros proyectos antes. El mapa de Spain Start Up recoge que el 61% de los empresarios que declaró haber fundado otra empresa de este tipo antes en España vio frustrado su deseo de que saliera adelante, mientras que un 26% consiguió venderla con éxito.

Aunque en torno al 80% de las start ups españolas lo que busca principalmente es financiación para sus novedosos proyectos, cada vez gana más terreno el afán por conseguir socios estratégicos para el negocio. Para un 58% la fuente de financiación principal es la propia, seguida del dinero aportado por familia y amigos (26%), otros fondos y créditos bancarios.

En general son negocios que facturan por debajo de los 50.000 euros o bien entre 100.000 y 500.000 euros. Este año, uno de cada cuatro empresarios jóvenes declaraba esperar facturar más de 150.000 euros este ejercicio.

Por último, hay que decir que las start ups cada vez ofrecen mayor garantía de empleabilidad, puesto que el 70% de ellas tiene entre dos y diez empleados en nómina.

Infografía con perfil del emprendedor español de start ups

Repaso a las características de los emprendedores de start ups


Yepali

Plataforma colaborativa de gestión de proyectos empresariales

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *