Los problemas de financiación en las empresas

¿Cómo financiar tu negocio sin necesidad de acudir a los bancos?

Montar tu propia empresa va mucho más allá de tener una buena idea de negocio y desarrollar un plan de empresa destinado al éxito. De hecho, son muchas las dificultades que el emprendedor de hoy en día encuentra en el camino y una de ellas, quizá la más extendida, es la financiación.

¿De dónde saco el dinero? En un momento en el que el acceso al crédito es casi imposible para muchas pymes y emprendedores, conseguir el dinero necesario para ‘echar nuestro negocio a rodar’ puede ser toda una odisea.

Afortunadamente, la escasez estimula la astucia, y en los últimos años han aparecido diferentes fórmulas de financiación alternativas a la tradicional financiación bancaria que pueden dar a tu proyecto el último empujón. A continuación, te contamos brevemente algunas formas de conseguir dinero para tu empresa que pueden resultarte de gran interés.

El crowdfunding 

Probablemente no sea la primera vez que escuches hablar sobre el crowdfunding o la financiación colectiva. Durante los últimos meses han corrido ríos de tinta en torno a esta fórmula de conseguir financiación que cada día gana más adeptos en nuestro país.

¿Cómo funciona? Se trata de un modelo de financiación en masa en el que los particulares invierten en forma de capital social, normalmente mediante una plataforma especializada, obteniendo participaciones de la empresa.

Pese a que esta fórmula de financiación se asocia a start ups y proyectos tecnológicos, cada vez son más y más variados los negocios y proyectos que recurren a esta vía. Además,  cada vez ganan un mayor peso las plataformas de crowdfunding de factura nacional.

Business Angels

Esta tercera opción está a caballo entre los ‘Family, Fools and Friends’ y el Capital Riesgo. Los Business Angels son un tipo de inversor privado que se está profesionalizando en España durante los últimos años, configurándose como una figura recurrente a la hora de proporcionar el capital inicial a start ups a cambio de una parte del accionariado.

El renting 

El renting es una herramienta financiera que nos permite arrancar tu negocio o hacerlo crecer sin necesidad de aumentar el endeudamiento bancario. Básicamente, arrendar o mobiliario, maquinaria, vehículos, es decir, aquellos bienes que necesitemos para poner en marcha nuestro negocio, a una empresa de renting.

Este alquiler se realiza mediante el pago de una cuota que cuenta con beneficios fiscales: es 100% deducible y el IVA se repercute en las cuotas mensuales. De esa forma, puedes financiar casi cualquier bien necesario para el funcionamiento de tu negocio.

Alquiler con derecho a compra 

El alquiler con derecho a compra o leasing es una fórmula de arrendamiento financiero muy parecida al renting. Sin embargo, en este caso, el contrato de arrendamiento incluye la ‘opción a compra’ del bien arrendado por el precio residual del mismo, es decir, restándole al precio final las cuotas pagadas con anterioridad. El leasing se usa cuando necesitamos invertir en inmovilizado tangible, como maquinaria o equipamiento informático, pero no disponemos de los suficientes recursos para ello.

Como ves,  no siempre es necesario recurrir al banco para poner en marcha tu empresa y puedes optar entre diferentes alternativas en función de tus necesidades en cada momento.

Autor del post: Infoautónomos

Diseño de cabecera: Freepik


Yepali

Plataforma colaborativa de gestión de proyectos empresariales

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *