Dispositivos móviles personales para llevar al centro del trabajo

BYOD, ¿te seduce o no?

Quizás estas siglas te son totalmente indiferentes o piensas que es una nueva moda que viene del otro lado del charco. En realidad, en parte es así. El ‘Bring Your Own Device’ o ‘Trae tu propio dispositivo’ es una política laboral que tiene su origen en el mercado norteamericano. Se trata de una evolución del BYO, una práctica extendida en ciertos países anglosajones que consiste en llevar tu propio vino a un restaurante, cobrándote solo una pequeña tasa por descorcharte y servirte el consabido brebaje.

Aunque no lo creas, en España (no la versión hostelera) es una práctica ya implantada en muchas empresas, que animan a sus trabajadores a utilizar en el centro de trabajo sus dispositivos móviles: smartphones, tabletas o portátiles. El objetivo es promover la productividad, flexibilidad, el trabajo remoto y la movilidad empresarial y, en general, ha calado hondo. Además, los expertos vaticinan que lo seguirá haciendo. Por ejemplo, según Gartner, en 2016 el BYOD será la norma en la mayor parte de las compañías.

Al llevar consigo su propia tecnología, los empleados pueden usar recursos de la empresa, como el correo electrónico, bases de datos y archivos alojados en servidores, además de aplicaciones personales.  

Eso sí, el BYOD también tiene sus detractores, que se centran en las desventajas de este tipo de soluciones: problemas de seguridad, vulnerabilidad de los datos y dificultades para controlar los accesos no deseados. Muchos responsables de departamentos de IT ven un auténtico caos en este sistema.

Intel Security publicó a principios de este año un estudio sobre las políticas BYOD, con sorprendentes datos del uso en España.

En nuestro país, un 89% de los trabajadores asegura aplicar el ‘Bring Your Own Device’ en sus centros de trabajo, un porcentaje muy superior al universal: el 78% de los trabajadores de todo el mundo.

Después de España, lideran el ranking Italia (86%), Reino Unido (77%), Alemania (75%), Países Bajos (69%) y Francia (59%).

Además, el 56% de los participantes españoles en el estudio de Intel afirma que cuantos más dispositivos tengan conectados, mejor para el desempeño de su trabajo diario.

En cuanto a los dispositivos que llevan los empleados a sus oficinas, destaca con diferencia el smartphone (74%) y después la tablet (28%) y el portátil (26%).

Por otro lado, el estudio también pone de manifiesto que una mayoría de los trabajadores españoles (un 75%) usa los recursos de la empresa para uso personal, ya sea contestar emails, utilizar la banca on line o hacer compras por Internet.

En cuanto al debate si el BYOD es bueno o no para las empresas, el director regional de Intel Security España, Javier Perea, ha afirmado que “con políticas de control adecuadas y una correcta educación en materia de seguridad de los empleados, el BYOD puede convertirse en una ventaja competitiva” para las compañías que lo apliquen.

Y tú, ¿qué opinas? ¿Se ha aplicado en tu empresa? ¿Te gustaría que se hiciera?

Infografía con Explicativa Datos Que describen el Uso del BYOD en las Empresas Españolas

Infografía con datos sobre el uso del BYOD en España


Yepali

Plataforma colaborativa de gestión de proyectos empresariales

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *