Resumen en imágenes de las principales redes sociales

6 consejos básicos de social media para pymes

¿De verdad es necesario para mi negocio tener página en Facebook? ¿Me reportará algún beneficio tener cuenta en Twitter? Estas son preguntas que muchos pequeños y medianos empresarios se siguen haciendo hoy en día. Incluso un gran porcentaje de grandes empresas españolas aún no tiene presencia constante en redes sociales, según un reciente estudio de IAB, la asociación que representa al sector de la publicidad en medios digitales.

Sin embargo, cada vez más personas interactúan con marcas en la red, puesto que los canales sociales brindan una oportunidad estupenda para que las compañías se relacionen con sus clientes y estudien las necesidades y deseos de estos. Ante esta doble realidad, desde Yepalí queremos ofrecer una serie de consejos sobre qué hacer en redes sociales si tienes o trabajas en una pyme.

1. ¿Por qué quieres que tu negocio esté presente en redes sociales?

Antes de dar ningún paso tienes que preguntarte: ¿qué quiero conseguir con mi presencia en social media? ¿cuáles son mis objetivos? Puede ser que busques crear un canal donde conversar con tus clientes, dar a conocer tu empresa a un mayor público o aumentar tu notoriedad en internet. Establece siempre objetivos concretos y cuantificables y tenlos en cuenta ante cualquier acción que lleves a cabo.

2. No hay por qué abrir cuentas en todas las redes

Un error que cometen muchas empresas es que, una vez que han interiorizado la importancia de estar presente en medios sociales, deciden abrirse cuenta en todas las que están de moda: Facebook, Twitter, Linkedin, YouTube, Pinterest, Instagram… Es un error crucial. Pregúntate dónde está tu público y acude a ese canal. Si tienes un negocio de máquinas de vending tus posibles clientes no van a estar en Facebook, quizás en Linkedin, al tratarse de otras empresas, no usuarios finales. Por otro lado, si tienes una pastelería, Facebook y Pinterest pueden ser tus mejores aliados. Y no abras cuenta en YouTube o Vimeo si no vas a subir regularmente vídeos tutoriales, comerciales o infográficos. El efecto de una red social desactualizada es devastador para una marca. Así que elige bien y pon toda tu energía en ofrecer contenido de valor a tu público en esa red social.

Cada medio social tiene sus códigos internos y sus características. Tómate tu tiempo para informarte y decide cómo aportar valor a tu audiencia desde ese lugar particular. Redes como Pinterest o Instagram son idóneas si tienes un negocio relacionado con la moda, la restauración o el interiorismo, por ejemplo, donde puedas mostrar productos y creaciones de forma visual a tus potenciales clientes. Twitter es valor seguro para empresas tecnológicas y Facebook es dónde se encuentra la mayor comunidad de padres si tu pyme tiene que ver con la educación o los productos infantiles.

3. Apuesta por contenido visual

Aunque tu negocio comercialice un producto o servicio difícil de mostrar visualmente, sí que puedes dedicar alguna jornada a realizar una sesión de fotos o un vídeo de cómo es un día de trabajo en tu empresa. Además, mostrar los rostros o testimonios del equipo sirven para insuflar credibilidad y confianza en los clientes. Pocas empresas medianas y pequeñas lo hacen hoy en día, pero es un valor seguro para tu negocio y sin duda te diferenciará de la competencia. Si además usas un tono distendido y desenfadado, o incluso sentido del humor, será un éxito cuando lo difundas en redes sociales. También puedes documentar encuentros con otros profesionales del sector o eventos que desarrolle tu empresa o en los que participe.

4. Un blog, el pilar de tu estrategia de contenidos

Si tu web corporativa no permite ir actualizando contenidos u ofrecer noticias, apuesta por la creación de un blog. Será el eje de tu estrategia de contenidos. No hace falta que se publiquen posts todos los días. Con uno o dos a la semana está bien, y luego puedes difundir las publicaciones en las otras redes sociales de tu marca. Eso sí, en lugar de utilizar este medio para ofrecer información corporativa o vender tus productos de forma indiscriminada, ponte en el lugar de un cliente tipo y piensa qué tipo de contenido le gustaría leer o ver cada semana en tu blog. Crea posts sobre tu sector, la importancia de consumir productos o servicios como el tuyo hoy en día, y alinéalos con los valores de tu marca y los objetivos de tu empresa. Pero utiliza un tono más neutro y no muy comercial porque será mucho más efectivo para tu pyme.

Produce siempre contenido de valor, interesante y fácil de leer, y no olvides usar palabras clave por las que quieres que te encuentren en Google. Un blog SEO friendly te ayudará a escalar posiciones de forma orgánica en Google sin gastar dinero.

Además, una vez que el blog esté bien surtido de posts, puedes añadir un plug in para ofrecer la posibilidad de suscripción y tendrás un nuevo canal (email marketing) con el que impactar a potenciales clientes. El marketing a través de correos electrónicos es muy efectivo a la hora de lograr conversiones y ventas. Si un usuario ha accedido ya a suscribirse a tu blog, tiene predisposición a recibir noticias tuyas. ¡Aprovéchalo!

5. Una vía de atención al cliente

Algunas empresas son reticentes a lanzarse al universo social media por si empiezan a recibir críticas o comentarios negativos sobre sus productos o servicios. Aunque hay que estar preparado para ello (incluso pensar en cómo reaccionaríamos en caso de que eso ocurriera), si ofrecemos una comunicación transparente, contestamos a dudas o peticiones de información diligentemente y somos respetuosos y pacientes con los usuarios, no tiene por qué ocurrir algo así. De hecho, hoy en día las redes sociales son un excelente canal de atención al cliente y si logramos construir relaciones de calidad, los usuarios siempre lo agradecerán y aumentarán su fidelización hacia la marca.

6. Mide indiscriminadamente

Un aspecto que muchas empresas descuidan en su estrategia de social media es la medición de resultados. No es necesario que tu pyme pague por una herramienta de analítica web o social, puesto que hay muchas gratuitas que ofrecen información fiable. Y si no, todas las redes sociales ofrecen sus propias estadísticas, de las que puedes extraer información muy útil sobre qué demanda tu público, qué intereses tienen tus clientes o qué nuevas necesidades puedes cubrir con tus productos o servicios. Pero no mires los datos sin tener un contexto en el que enmarcarlos o sin compararlos semana a semana o mes a mes. Esto te ayudará a observar tendencias, aumentos o disminución de la participación de tu público, intereses crecientes… Si desde tu pyme sabéis utilizar bien esta información de tantísimo valor, los beneficios están garantizados.

Después de esta checklist, ¿aún eres reticente a que tu empresa esté en redes sociales? Si no es así, y tu pyme ya se ha embarcado en esta aventura digital, ¿puedes compartir con nosotros vuestra experiencia?

infografia consejos de redes sociales para pomes

Infografía sobre consejos de social media para pymes

Imagen de cabecera: diseño de Freepik


Yepali

Plataforma colaborativa de gestión de proyectos empresariales

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *