5 razones por las que tener una red social corporativa en tu empresa

5 razones por las que tener una red social corporativa en tu empresa

Compartir información, aumentar la productividad del equipo de trabajo o gestionar mejor los proyectos son algunas de las tareas que pueden realizarse con redes sociales corporativas como Yepalí.

Las redes sociales corporativas han revolucionado el mundo empresarial y son unas herramientas idóneas para impulsar la colaboración y la cooperación entre los equipos de trabajo gracias a la transformación digital. Las ventajas de usar redes sociales corporativas están más que claras: suponen una mejora en la comunicación de la empresa y permiten trabajar de una manera más horizontal.

Eso sí, uno de los mayores errores que pueden cometerse es pensar que solo por el hecho de incorporarlas a tu equipo de trabajo, la productividad se disparará. Las redes sociales corporativas son fundamentales para impulsar la colaboración en los equipos de trabajo, para que mejore la información y para que se practique una comunicación más bidireccional. Si no se confía y se trabaja en ella, si todos no son partícipes, no funcionará. No hay trucos.

Otro error bastante común es considerar que la implantación va a ser todo un reto prácticamente inalcanzable. Incorporar una red social corporativa implica una serie de cambios, ya que uno de sus objetivos es tratar de fomentar la colaboración.

Pero algunos empleados pueden tener miedo o puede generarles rechazo una red social de este tipo al pensar que puede convertirse en un ser todopoderoso que todo lo controle. Si no se define bien el enfoque, las necesidades que se van a cubrir y si no hay motivación, no funcionará. Sigue sin haber trucos.

Print

La clave de las redes sociales corporativas, por tanto, está en pensar que se comeinza el camino hacia una nueva forma de trabajo que aportará más ventajas a la colaboración. Es necesario valorar qué es lo que se quiere conseguir, cuáles son los objetivos y las necesidades concretas de la empresa y considerar cómo va a acogerse dentro de la organización. Suelen ser fáciles de usar y bastante intuitivas.

Teniendo en cuenta estas claves, la incorporación de una red social corporativa en cualquier organización trae múltiples ventajas. Algunas de las ventajas son las siguientes.

Mejorar la comunicación interna

Las redes sociales corporativas absorben la Intranet, una red interna donde los empleados pueden informarse sobre aspectos de la empresa, y a la Intranet, le añaden el carácter bidireccional y externo de las redes sociales al uso. El resultado: más comunicación y más entendimiento. Y no solo entre los miembros de un mismo equipo de trabajo o de una empresa, sino que permite poner en contacto a clientes, empresas, colaboradores, proveedores…desde cualquier ubicación.

Una red social corporativa permite, además, notificar cualquier incidencia que se haya producido en el desarrollo de un proyecto a los miembros correspondientes, por lo que permite ganar tiempo y aprovecharlo al máximo.

Compartir ideas y crecer juntos

Las redes sociales corporativas cambian el modo en el que se gestionan las ideas y el conocimiento. Se pueden poner a disposición de los empleados todo tipo de información que crea la organización para que adquieran conocimiento.

Además, al estar en contacto con todos los miembros de la empresa, se pueden compartir ideas, proyectos, tareas…Promueven que se genere feedback entre la empresa y los empleados y con esto, la colaboración. Esto permitirá que los empleados puedan aportar diferentes visiones sobre un mismo programa y elegir la solución que más se ajuste a la situación.

Y al valorarse diferentes alternativas propuestas por los miembros del equipo, se generará un plus de motivación entre los empleados.

Coordinar equipos y crear conexiones

En las redes sociales corporativas se trabaja para el beneficio de todos porque todos forman parte de un proyecto y comparten unos objetivos como organización y eso, aumenta el compromiso.

También es un buen método para reducir el estrés: hace posible el contacto con otros compañeros y solucionar problemas cuanto antes. También hace posible que se eliminen las barreras entre departamentos. Ese suele ser uno de los problemas diarios de las empresas.

Aumentar la productividad

Acceder más fácilmente a la información aumenta la velocidad a la hora de trabajar. Eso permite que se responde más rápidamente a los cambios y a las exigencias y a las exigencias de los proyectos gracias a las mayor comunicación que ofrecen. Y eso se deriva en un mayor ahorro de trabajos duplicados o malentendidos que pueden surgir. Además, con una red social corporativa la trazabilidad estará controlada. Las estadísticas de uso permitirán detectar problemas y reestablecer prioridades. El ahorro de tiempo está asegurado.

Aprovechar el talento

A menudo no se conoce a todo el equipo que forma parte de la plantilla de la empresa. Una red social corporativa permite descubrir el talento de una manera más sencilla, así como las habilidades de cada uno de los empleados.

También permite que los empleados aporten sus opiniones, sus puntos de vista y así, ver el grado de implicación de cada uno de ellos. Las relaciones también pueden salir reforzadas si se crean equipos de trabajo en los que haya una mayor colaboración.

Imagenes extraídas de Freepick


Yepali

Plataforma colaborativa de gestión de proyectos empresariales

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *